Esto ocurre en tu cerebro cuando lo primero que haces al despertarte es revisar tu celular

En esta sociedad mediatizada donde Internet y las redes sociales cada vez están más presentes, es difícil mantener a raya el uso del teléfono celular.

La dependencia es tal que la mayoría de las personas lo primero que hace la despertar es mirar sus teléfono. Según una encuesta realizada por Deloitte, el 61% de los usuarios mira su móvil dentro de los 5 minutos después de despertarse y el 88% lo hace dentro de la primera media hora.

Una muestra de lo compenetrado que está la tecnología en nuestro diario vivir, pero también de lo nocivo que puede llegar a ser este hábito. Esto porque el celular se utiliza generalmente para revisar correos electrónicos, mensajes y una serie de notificaciones que pareciera ser una lista de pendientes.

“Cuando nos despertamos a la mañana, miramos el teléfono y vemos una lista de notificaciones, se enmarca la experiencia de ‘despertar por la mañana’ en torno a un menú de ‘todas las cosas que me he perdido desde ayer'”, dice Tristan Harris, ex diseñador de Google.

De hecho, a más de alguno le ha pasado que su intención inicial es solo revisar los mensajes de WhatsApp, sin embargo, una cosa lleva a la otra y perfectamente uno se queda 20 o hasta 30 minutos pegado a la pantalla.

“El multitasking es improductivo. Cada vez que abrimos más ventanas lo único que hace nuestro cerebro es atorarse. Estamos preparados para el unitasking. Esto no quiere decir que no tengamos cinco o siete proyectos a la vez, pero el tema es tener el foco. Puede ser un foco de 20 minutos o una hora, pero el punto es terminar una actividad, cerrarla y pasar a la otra”, dice Martina Rua, autora, junto con Pablo Fernández, del libro La fábrica de tiempo.

Foto: Shutterstock

               MK         MK