Encuentran en la Antártica niveles de radioactividad producto de los ensayos nucleares de la Guerra Fría

Tras el término de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y la Unión Soviética fueron los protagonistas de la llamada Guerra Fría, donde el poder nuclear era determinante a la hora de “mostrarse los dientes”.

Por ello, entre la década del 50 y 60, Washington y Moscú realizaron una serie de pruebas nucleares, como una forma de poseer y perfeccionar su armamento ante una posible enfrentamiento militar.

Una de las zonas en que Estados Unidos realizó ensayos de sus armas atómicas fue en la Antártica. Precisamente en ese lugar es que un grupo de investigadores hallaron altos niveles de radioactividad, producto de los ensayos nucleares que se hicieron por años en la zona.

Los científicos realizaron pruebas en la zona donde se encuentra a base de investigación rusa Vostok y descubrieron altas concentraciones de isotopos de cloro artificial radiactivo. Según las investigaciones, las mediciones que se hicieron entre 1949 a 2007, arrojaron niveles que son diez veces más elevados que en otras partes del planeta.

La investigación señala que con el paso de los años, el material radiactivo bajó desde las estratosfera y se acumuló en las capas de hielo en la Antártida, según indica Geophysical Research.

Aunque son datos que llaman la atención, los expertos aseguran que los niveles de radioactividad encontrados siguen siendo bajos, por lo que no representan un peligro para el ecosistema del lugar.

Foto: Shutterstock

               MK         MK